ondas de choque

Ondas de Choque: Fines Terapéuticos

Los potenciales efectos contrarios se sintetizan en, hematomas subcutáneos, petequias, eritema. Por esta razón, las personas que tomen anticoagulantes no deben tomar esta pauta terapéutica.

La terapia de ondas de choque consiente en reponer la situación malsana por medio de un proceso en el que la concentración de la práctica no es dolorosa. Las incisiones, que tradicionalmente han sido las metodologías más invasivas y manejadas para recobrar lesiones musculares u asteo-articulares, son medios tormentosos que demandan de anestesia y redención con ingreso hospitalario.

¿Qué son y cómo se usan?

Las ondas de choque con fines terapéuticos son frecuencias sonoras de significativo volumen que logran formarse de diferentes formas técnicas que distinguidas por su causa focal o radial, cumplirá un papel determinado en la terapia de choque.

Hoy por hoy, las ondas de choque, son considerablemente recurridas en la medicina física y regeneradora, en la recuperación musculo-esquelética para tratar la hinchazón, la osificación, los procesos condrales y para el alivio del dolor. Asimismo son considerablemente utilizadas en el procedimiento desintegrador de los cálculos renales y pancreáticos.

El especialista en Medicina Física, Dr. Vicente López O’Rourke, egresado de la Universidad de La Laguna, advierte que la tasa de éxito de las ondas de choque en el tratamiento de la fascitis plantar es del 90 %, mientras que el éxito en el tratamiento del codo de tenista es del 77 %, en cuanto a la tendinitis calcificada de hombro es del 91 %.

Esto coloca a las ondas de choque, efectivamente, como un procedimiento curativo usual y de inicial elección, sobre todo en fisioterapia, ortopedia y medicina deportiva. Aunque los campos de la estética y la dermatología la utilizan cada vez con mayor auge, éxito terapéutico y frecuencia.

La industria de ondas de choque con fines curativos, consiste en la aplicación de impulsos sonoros fundados por energía que, en forma vertiginosa, causan una presión positiva seguida después de una presión negativa, repetido en varios ciclos, con suficiente esfuerzo elástico “para provocar cavitación en un fluido”.

Es de resaltar que este interesante prodigio físico se produce en un ambiente natural cuando cae un rayo, con lo que podemos decir que el sucesivo ruido del trueno es una onda de choque.

Tipologías de las ondas de choque

Concurren dos tipos de ondas de choque que como ya dijimos, dependiendo de cómo sean generadas, serán Radial o Focal, esto es verdaderamente importante, en virtud de que la formalidad del procedimiento y su aplicación dependen del tipo de lesión.

Las ondas de choque focales

Operan a nivel celulario enviando las ondas de choque hacia un solo punto del ejercicio lo que se conoce como volumen terapéutico, originan una baja difusión de la energía, admite la elección del fondo de acción en los tejidos y duelen algo más al inicio. La correcta aplicación de ondas de choque requiere de formación profesional actualizada y certificada.                                                

Características de los generadores de técnica focal

  1. Generadores electrohidráulico: actúan por medio de una bujía eléctrica reducida a un medio acuoso, por la cual, al transitar una corriente eléctrica de alto voltaje crea una burbuja de plasma que se expande de manera esférica. Esta rápida expansión genera una onda de choque.
  2. Generadores piezoeléctricos: consiste en originar tracción mecánica sobre cristales que adquieren dicha tensión mediante diferencial de potencial de polaridad eléctrica.
  3. Generadores Electromagnéticos: recurre a un transformador eléctrico para formar dos campos magnéticos de diferente polaridad, encima de la bobina hay una membrana de metal que es incitada por dicho campo magnético formando así una onda de choque.

Las ondas de choque radiales

Estas ondas se desarrollaron a partir del año 1999 por parte de su inventor Electro Medical Systems EMS. Estamos hablando de ondas de choque generadas neumáticamente que se emplean sobre tejidos blandos de con una mínima penetración superficial.

Las aplicaciones de las ondas de choque radiales son variadas como, por ejemplo, en las tendinosis o tendinitis tanto si esta calcificada o no, tendinopatía de hombro, rodilla o codo; en la bursitis trocantérea, en el síndrome de la fricción de la cintilla iliotibial o puntos gatillo. Esta práctica no es para nada invasiva, se ha comprobado por múltiples estudios su alto nivel de seguridad, es menos dolorosa que la técnica focal y se logra ejecutar a nivel ambulatorio.

Hoy por hoy, las ondas de choque, son un tratamiento médico de primer orden, necesario en consultorios de rehabilitación y centros fisioterapéuticos polivalentes, como, la prestigiosa clínica, Plussana, (ubicada en San Cristóbal de La Laguna) quienes la aplican en la fisioterapia, la ortopedia y la medicina deportiva.

Ondas de Choque Radiales y Focales

Cuando hablamos de las ondas de choque focales nos referimos a las producidas por inducción electro-magnética que son proyectadas de manera directa, ósea, se perfilan en una sola orientación situando un único objetivo. No disipa energía y la factura de la presión es muy alta. Estos elementos causan que estas ondulaciones focales posean una mayor penetración en los tejidos y procedan a nivel celulario.

Mientras que cuando hablamos de ondas de choque radiales nos encontramos que se originan de forma neumática y se diseminan de forma desordenada, la presión que practican es muy baja y su concentración esencialmente es sobre tejidos blandos y de forma superficial, incitando el tráfico a nivel micro y el metabolismo tisular.

Son, evidentemente, menos invasivas y traumáticas que las focales. Está demostrado su uso, radicalmente para las lesiones más superficiales.

Beneficios de esta revolucionaria técnica

De la especie que sea, las ondas de choque (ESWT) demuestran proporcionar un resultado sedante y anti-inflamatorio, incita la acentuación transitoria de la vascularización y formación de nuevos vasos sanguíneos o angiogénesis. Así como, desmiembra los depósitos calcáreos, esta última practica es recurrente en el hospital universitario de San Cristóbal de La Laguna

Las concentración concreta de la terapia de ondas de choque en cada sujeto, estribarán en el prototipo de procedimiento que instituya el médico, ya que se pueden emplear en pacientes con recuperación de lesiones, en cuadros médicos de urología, para los casos de medicina-dermatológica y hasta tiene aplicación en el área de la medicina estética. 

También se pueden aplicar ondas en personas que se hayan sometido a algún tipo de cirugía, porque su efecto acelera el proceso de cicatrización y curación de lesiones de la piel, asegura la doctora Mariana Cairós, responsable del día, servicio de rehabilitación para pacientes con DCA, ubicado en La Laguna.   

ondas de choque
Clínica Plussana
Deporte y Salud

1 comentario en “Ondas de Choque: Fines Terapéuticos”

  1. Pingback: La terapia de ondas de choque | Clínica Plussana

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *