electroterapia en fisioterapia

Electroterapia en fisioterapia: Por la salud y el movimiento

La electroterapia en fisioterapia es un método de curación que se ha hecho muy popular en los últimos tiempos.

«La electroterapia consiste en el uso de la corriente eléctrica con fines terapéuticos y que, con el desarrollo de nuevas tecnologías, ha revolucionado las posibilidades terapéuticas, fundamentalmente en el tratamiento de lesiones.»

Fisioterapeuta encargada de los tratamientos basado en electroterapia en Clínica Plussana

Es un método factible y demostrado en la recuperación de pacientes y en la disminución de los gastos sanitarios y que ha llegado a áreas de aplicación como la traumatología, la medicina deportiva, la cirugía estética, entre muchas otras.

El fisioterapeuta especializado en deporte y lesiones enfoca los tratamientos para los atletas, en métodos y técnicas relacionadas con la terapia manual como:

  • Masoterapia.
  • Kinesioterapia.
  • Terapias manipulativas.
  • Técnica gavilán.
  • Métodos kinésicos analíticos, globales y propioceptivos de recuperación funcional.
  • Vendaje funcional.
  • Estiramientos e hidroterapia.
  • Crioterapia.
  • Termoterapia.
  • Electroterapia.

Ahora, cuando se aplica corriente eléctrica con fines terapéuticos se intenta dar lugar a cambios químicos en el organismo que influyen fundamentalmente en el metabolismo y a transformaciones en los receptores nerviosos-sensitivos, que buscan sobre todo analgesia.

Entonces, ¿La electroterapia es buena para el paciente?

Nos los explica un experto en materia:

«La electroterapia como tal, los tratamientos basados en ella y la electricidad en sí tiene un impacto en las fibras musculares o nerviosas y en la regeneración tisular, promoviendo la llegada de nutrientes y oxígeno a la lesión, para la reparación del tejido. El uso de la corriente tiene además efectos térmicos que ayudan a la recuperación de los tejidos dañados.»

Fisioterapeuta experto en Clínica Plussana

Por supuesto, a la hora de proponerle al paciente un tratamiento de electroterapia en fisioterapia, debemos tener en cuenta que es frecuente encontrar miedo o fobia a la electricidad, por lo cual se deben explicar los beneficios completos de este método y asegurar que no hay riesgos, además, para el tipo de corriente a aplicar influye el tipo de piel, si es grasa, húmeda, seca, rugosa, lesionada, sucia, etc., algo a considerar.

El fisioterapeuta que indique este método debe conocer igualmente que si el objetivo de la aplicación del mismo, es la relajación de esos músculos, se requiere del paciente una postura de relajación previa al tratamiento.

Además, las corrientes no deben ser molestas y en las primeras sesiones, en pacientes que nunca se hayan sometido al tratamiento, es conveniente comenzar con poca intensidad de corriente, para que logre adaptarse.

Un salto tecnológico hacia delante: Electroterapia en fisioterapia

1Comenzamos:
En lo que respecta a un tratamiento de electroterapia en fisioterapia debemos tener en cuenta que el paciente debe estar colocado en posición cómoda y relajada y que la zona a tratar debe quedar descubierta sin prendas replegadas.

2Acto seguido:
Luego de ello se pueden colocar y fijar los electrodos que no deben quedar nunca en contacto con la piel, por lo que se envuelven en gasa, algodón o esponja y el material que queda en contacto con la piel debe ser doble para que nada afecte al paciente en su sesión.

3A partir de las primeras sesiones:
La intensidad de la corriente del tratamiento se puede subir paulatinamente hasta obtener la respuesta deseada en la lesión, siempre tomando en cuenta cualquier molestia o riesgos de quemaduras.

Como vemos, el uso de la electroterapia en fisioterapia tiene objetivos analgésicos para lo cual se estimulan terminaciones nerviosas de la piel en la zona afectada o cercana y la intensidad de la corriente eléctrica suministrada, debe ser lo suficientemente fuerte como para sentirlo, pero no será desagradable.

Todo ello se hace teniendo claro el origen y el tipo de dolor para llegar a la analgesia con efectos motores, a partir de la aplicación de parámetros correctos de corriente que usualmente no tiene largos los períodos de aplicación, quizás entre 10 y 30 minutos de tratamiento por sesión, en 15 sesiones.

¡Un pulso mano a mano contra el dolor!

Otra técnica del empleo de la electroterapia en fisioterapia es la Iontoforesis mediante la cual se introducen medicamentos a través de una corriente aplicada sobre la piel, como analgésicos y anestésicos, que se incorporan a la piel y se distribuyen para llegar a las zonas de lesión.

También se utiliza el estilo microondas que es uno de los aparatos más conocidos y utilizados de la electroterapia, pues proporciona calor en tejidos profundos. El fisioterapeuta debe de ser sumamente cuidadoso al aplicar este método, pues tiene algunas contraindicaciones, ya que se debe evitar su uso personas con prótesis, con marcapasos y mujeres embarazadas.

Por otra parte, el ultrasonido en la electroterapia se destaca también como uno de los más reconocidos. Las sesiones de ultrasonidos actúan como antiinflamatorios de tejidos blandos con poco grosor como:

  • Tendones.
  • Fascinas de músculos planos.
  • Bursitis.
  • Capsulitis.

Como el microondas, tiene contraindicaciones al aplicarse cerca de dispositivos intrauterinos o zonas con material de osteosíntesis.

Podemos ver que el empleo de las técnicas de electroterapia en fisioterapia trae numerosos beneficios para la recuperación de lesiones, pues provocan un efecto analgésico y reducen el dolor en la zona a tratar, aumenta el aporte sanguíneo, provocando una vasodilatación y con ello, la recuperación de los tejidos y ayudan a mejorar la circulación sanguínea en la zona del tratamiento.

electroterapia en fisioterapia
Clínica Plussana
Deporte y Salud

4 comentarios en “Electroterapia en fisioterapia: Por la salud y el movimiento”

  1. Pingback: Radiofrecuencia en fisioterapia: Una técnica | Clínica Plussana

  2. Pingback: Fisioterapia para suelo pélvico: Tratamiento adaptado | Clínica Plussana

  3. Pingback: Electroterapia: Un arsenal terapéutico al alcance | Clínica Plussana

  4. Pingback: Fisiosport : Fisioterapia enfocada en el deporte | Clínica Plussana

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *